martes, 27 de septiembre de 2016

CLASICA SEMANA MONTAÑERA 2016

Todos los años, la primera semana de Julio, por San Fermín mas o menos, nos vamos al monte de excursión una semanita y este no podía ser una excepción. A alguien se le ocurriò decir que en "La Sierra Madrileña" no habíamos estado nunca, asi que .... dicho y hecho, en un pis pas montamos el plan y para allá que nos fuimos.

El "bloque" del equipo fué basicamente el mismo de otros años con alguna pequeña y lógica variación, este año, el incombustible Jorge no pudo venir por motivos de agenda pero Rafa, Iñaki, Luisma, Juanje, Angel, Andrés, Josetxu, Celes, Sanvi, "Mander", Fernándo (nuevo fichaje), Mikel, y Pablo (el que suscribe), aunque con un año mas a las espaldas, respondieron puntualmente a la convocatoria. Excelentes montañeros todos ellos y compañeros de primera.

Como de costumbre quedamos para efectuar la salida el dia 4 de Julio  en el frontón de Sestao, hicimos el estibaje de todos  los avíos repartidos convenientemente entre la furgoneta de Erakus y el coche de Andrés, ocupamos nuestros respectivos asientos en los vehículos y arrancamos mas contentos que unas pascuas, no sin antes haber desayunado, en la competencia por cierto, pues el bar del frontón estaba cerrado.


Realizamos el viaje sin novedades reseñables, via Buacerradargos, hasta Sepúlveda donde llegamos a tiempo para meternos entre pecho y espalda un pic-nic a la ootosrilla del rio Duratón, con un calor del copón de la baraja,

 a continuación dimos un paseo por las hoces y como el cielo se ponía muy negro y se oía algún que otro trueno volvimos al  pueblo a tomar unos chupitos.

Al rato, continuamos el viaje hasta nuestro destino, Segovia, donde teníamos el centro de operaciones o campamento base, como querais llamarlo en el hotel Infanta Isabel, en plena Plaza Mayor, un luacerradajo.


El martes día 5 primera excursión, después de desayunar embarcamos con todos nuestros pertrechos en los vehículos destino al alto de Navacerrada y continuamos hasta el aparcamiento del puerto de Cotos, desde donde comenzamos nuestra ascensión al PEÑALARA, punto culminante de toda la Sierra (El mas alto, el primer día).


Con la pericia que caracteriza al equipo, y  tras dos horas de "denodado esfuerzo" alcanzamos la cumbre sin mayores problemas y disfrutamos del espléndido día que nos acompañó y las magníficas vistas que se divisan desde esta atalaya
.

Permanecimos alli un buen rato sacando las fotos de rigor, y tras llenar los pulmones de buen aire y la barriga de un tentenpié, comenzamos el descenso.

 LLegamos a los coches y realizamos la bajada del puerto de Cotos por la vertiente contraria, dirección Rascafría, paramos en el área recreativa de Las Presillas, donde tras darnos un chapuzón en sus piscinas naturales, nos metimos una comida con mas fundamento.

El regreso  a "casita" lo hicimos por el pueblo de Navafría, después atravesar el puerto del mismo nombre, llegamos al hotel a Segovia, y tras ducharnos y acicalarnos una miaja salimos a dar una vuelta por los lugares emblemáticos de la ciudad, 
y luego ...............    a cenarrrrrr!!!
al aire libre, en plena Plaza Mayor.   Ahí queda eso!!!

Miercoles día 6. La cumbre programada para la excursión de hoy es el MONTON DE TRIGO, para ello, igual que el día anteerior, nos dirigimos hasta el  puerto de Navacerrada, de paso, en La Granja le dejamos al amigo Sanvi para que pase la mañana de la mejor manera posible, nosotro dejamos los vehíchulos en el parking del puerto y tras los preparativos pertinentes comenzamos la caminata.

Comenzamos a andar por la  pista asfaltada que nos lleva hasta la residencia del Ejército del Aire y alli cogemos el famoso camino Schmid y luego el camino de Los Cospes, hasta el puerto de la Fuenfría. Este itinerario, todo entre pinos es largo y bonito y sobre todo muy bien marcado por lo que no tiene pérdida, es bastante llano con ligeras subidas y bajadas, por lo que se queda todo el desnivel para el final.
Pasamos por la fuente de la Fuenfría y tras echar unos buenos tragos por eso de quitar el reseco, enseguida llegamos al puerto, y ay amigo, aqui cambia el panorama, empieza la cuesta de verdad. Primero subimos al Cerro Minguete,


y tras un pequeño llano para recuperar un poco el resuello nos topamos con el repechón final que acometimos con entusiasmo y no sin esfuerzo llegamos a la cumbre,

todo el mundo contento.

Después de un rato de "asueto"  que cada uno administró como quiso, emprendimos el descenso por el mismo itinerario de subida (desandar lo andado que se dice). Un pequeño grupo, tres sherpas, nos adelantamos al resto y nos bajamos hasta La Granja a rescatar al amigo Sanvi y luego comer todos juntos el pic-nic reglamentario en el área recreativa de la Boca del Asno, un paraje muy majete con un rio (Eresma)  para meter los pies a remojo antes de comer, unas mesas confortables y un chiringuito que como el dueño era de Bilbao, nos trató de maravilla.

Después de comer y sestear ratito nos fuimos hasta el palacio real de La Granja de San Ildefonso para visitar sus jardines y contemplar el espectáculo de sus fuentes, que ponen en funcionanmiento todos los miércoles.



Como el Jueves día 7 (San Fermín) salió malo no hubo actividad montañera y para ocupar el día no se nos ocurrió otra cosa mejor, que hacer una excursión a Avila, pués había en el grupo mas de uno (y mas de dos) que no lo conocían, así que para allá nos fuimos, de turistas, a pasar la mañana.


 Avila no es muy grande, y por eso para el mediodia ya la habíamos recorrido de cabo a rabo así que decidimos cambiar de aires e irnos a comer un asadito a Pedraza y de paso conocer el pueblo, que por cierto es bien bonito  !!acierto¡¡

Después de bajar un poco la comida con unos gin-tonics y un paseito, viaje de vuelta a Segovia y antes de cenar algo (poquita cosa), garbeo de rigor por el centro de la ciudad.


Ultimo día "hábil" de la semana Viernes día 8, nos quedaba para hoy la ascensión a las CABEZAS DE HIERRO (La Mayor y La Menor). Para ello comenzamos la andadura de nuevo desde el parking de Navacerrada cogiendo la pista  hormigonada que "irremediablemente" nos lleva a La Bola del Mundo  obligándonos a meter entre pecho y espalda todo su desnivel !y en frio!

superado con éxito este primer primer trago continuamos nuestro camino por toda la loma, en primera instancia perdiendo altura para enseguida volver a remontar hasta la cima del cerro Valdemartin, punto culminante de la estación de esqui de Cotos.

 

 Seguimos cresteando y disfrutando de las excelentes vistas que se nos abrían tanto a derecha como a izquierda hasta alcanzar la cima de La Cabeza de Hierro Menor.



Por el camino nos cruzamos con varias colonias de "lugareños" que, aunque no nos saludaron, por lo menos no salieron corriendo y pudieron ser fotografiados convenientemente.


Tras un corto descenso por un pedregal en el que habia que bajar con atención llegamos al collado entre las dos cumbres, ya solo nos quedaba el último empujón al repecho final hasta la cumbre de Cabeza de Hierro Mayor, objetivo principal de la excursión del día.

 El equipo llegó bastante diseminado pero, eso si, llegaron todos.
 
Una vez descansado convenientemente en la cumbre, todo el equipo emprendimos el camino de vuelta, por la misma ruta empleada en el ascenso.


Pero cinco osados (Angel, Andrés, Celes, Iñaki y Yo) encontrándonos pletóricos decidimos sobre la marcha, recuperar lo teóricamente no realizado el día anterior y dando un rodeito de nada nos hicimos la cumbre de La Maliciosa de propina.



Conectamos de nuevo con el resto del equipo en el parking, y todos juntos de nuevo no fuimos a comer otra vez al área de la Boca del Asno




No hay comentarios: